HOME

Mapa interactivo. Haga click sobre los íconos animados para navegar

Entre 1924 y 1931 Meher Baba realizó tres viajes a Persia (Irán); éstos fueron sus primeros viajes fuera de la India.

Eran principios de 1924 y Meher Baba vivía en Mumbai con algunos de sus discípulos. Él había estado programando su viaje a Persia durante unas semanas. El 29 de enero de ese año algunos mandali (discípulos) habían ido al Consulado de persia con el propósito de obtener visas que les permitieran ingresar a dicho país. El cónsul les hizo algunas preguntas, y uno de los mandali le contestó en persa: "¡Lo lamento señor, pero no hablamos persa!". Ante esta respuesta, el cónsul, sorprendido y divertido, no vaciló en extender el pasaporte a todos.

El 22 de febrero Meher Baba despertó inesperadamente a los mandali a las tres de la mañana y les preguntó: "¿Debemos salir hoy hacia Persia o no?". Behramji había estado con fiebre durante varios días y todos estuvieron a favor de posponer el viaje. Pero Meher Baba quería partir y dijo: "¡Debemos irnos hoy, así que prepárense!".

Enviaron el equipaje hacia el muelle en un carro tirado por un buey, y salieron todos muy de prisa. Subieron a bordo del vapor 'Varela' a las siete y media de la mañana, y partieron del puerto de Mumbai a las nueve y media.

Meher Baba estaba regresando a la tierra de sus antepasados y daba muestras de estar inquieto por ver Persia. En este viaje lo acompañaban ocho mandali: Adi K. Irani, Baidul, Behramji, Gustadji, Masaji, Nervous, Padri y Vajifdar. Ya a bordo del barco, Masaji cocinó para los mandali y preparó un plato de verdura para Baba. Sus comidas eran sencillas, consistían en un plato de papas, pan fresco y té.

Tan pronto anclaron en Busher estalló una atronadora tormenta. Los culis persas recogieron el pesado equipaje del grupo y Baidul les dio como propina pan y cebollas; a ellos les agradó esto.

Meher Baba y los mandali se alojaron en la casa de Ghulam Husain Lodi, en Busher. Llevaron su equipaje en mula, que era el más común medio de transporte en Persia en esa época. Nervous se apresuró a traer carbón y también encendió la cocina a querosén. Meher Baba se calentó cerca de ella, pues estaba temblando por el extremo frío. Encendieron los hogares para calefaccionar la habitación. Soplaban fuertes vientos y el clima era frío. Nervous trajo provisiones del mercado y Masaji preparó la comida. Había que comprar agua para beber pues escaseaba mucho, pero la que compraron tenía gusanos y su aspecto era tan lechoso ¡que la mayoría ni siquiera se hubiera lavado los pies con ella! Los mandali tuvieron que caminar hasta la orilla del mar para lavar los utensilios de cocina.

Aunque la mayoría de los mandali no se sentía bien, Meher Baba decidió seguir hacia Shiraz, famoso por sus jardines y por la tumba de Hafiz, el poeta favorito de Meher Baba. Para viajar a Shiraz alquilaron un camión por cuatrocientas rupias. Pero al día siguiente Padri cayó enfermo con fiebre alta y se sentía demasiado débil para viajer. Cuando trajeron la noticia de que había llegado un barco de Bagdad en su trayecto hacia Mumbai, Meher Baba decidió de repente que regresaran a la India.

Después de estar sólo unos pocos días en Persia abordaron el barco de carga 'Baroja' y partieron de Busher. Meher Baba y los mandali siempre viajaban en la clase más económica y, por lo tanto, ocupaban la cubierta.

Después de pasar por los puertos de Bandar-e Lengeh, de la Isla de Hengam y de Muscat, el barco de carga llegó a Karachi en la segunda semana de marzo de 1924.